EL  MUNDO
DEL
CABALLO
ÍNDICE

* Introducción
* Algunas razas europeas de caballos
* Curiosidades
       -Colores y marcas
       -Biología y      comportamiento
* Doma
* Rejoneo
* Imágenes y videos
    EL REJONEO

    Introducción
    El rejoneo es un arte taurino ejecutado por un torero (llamado rejoneador) que monta un caballo domado y lidia a un toro bravo. Tiene lugar en una plaza de toros con idéntica estructura a las corridas de toreros: la faena se divide de igual forma en tercios y el rejoneador coloca las banderillas a caballo.
    El rejoneador tiene que hacer una faena bonita para ser premiado con una, dos orejas o dos orejas y rabo. Ha de dar una vuelta al ruedo en el paseíllo y saludar al presidente del festejo. Luego tienen que ponerle al toro uno, dos o tres rejones de castigo, dependiendo de la fuerza del toro y la elección del rejoneador. A continuación viene el tercio de banderillas y, por último, el rejón de muerte.
    Los rejoneadores usan diferentes vestimentas: los españoles y americanos visten con traje corto campero, mientras que los portugueses usan vestimentas dieciochescas.

    El caballo del rejoneo
    El caballo para el rejoneo tiene que ser una herramienta  equilibrada, con toda la ligereza posible. La compenetración entre el rejoneador y su montura tiene que ser tal, que el jinete piense y el caballo ejecute sin dudar ni un instante. Si el caballo está perfectamente domado, el rejoneador da las ayudas por actos reflejos, y no tiene que pensarlas, por lo que podrá centrar su atención en el toro.
    Al caballo de rejoneo hay que domarle, afinarle, tenerle obediente y ligero en los movimientos. Es importante que el animal esté reunido; y para ello, hay que tener perfectamente conseguidos todos los movimientos y el galope perfeccionado al máximo, dominándole a cualquier velocidad, lo mismo por derecho, que en giros, que en apoyos.
    Para elegir un caballo de rejones hay que ver que tenga buen temperamento, que sea generoso, que galope bien, con soltura, que físicamente esté bien proporcionado, que tenga prestancia, que se exprese sintiendo al toro, es decir que se sienta artista y transmita al público. Que tenga velocidad para la salida, belleza para banderillas y valentía para matar.

    Diferentes funciones del caballo en el rejoneo
    El caballo de paseillo
    El paseíllo en una corrida de rejones tiene su importancia, pues el público siempre agradece un paseíllo bien hecho. El caballo utilizado en el paseíllo debe ser cuanto más espectacular mejor, de tamaño medio, tirando a grande. Su doma tendrá que ser lo más perfecta posible. Los aires que más se utilizan son el passage y el paso español.


    El caballo de salida
    La finalidad principal de las suertes de recibo es parar al toro, templar y fijar su embestida; además de restarle fuerza mediante los rejones de castigo, midiendo ésta y dejándole algo más de la justa para poder matarlo. Para el primer tercio se requiere una cabalgadura muy manejable, con una cuidada doma, que tenga potencia y velocidad, y que se doble con el toro en círculos pequeños para poderle. Debe ser, por lo tanto, un caballo muy poderoso, reunido, muy ligero, tanto en obedecer como en rapidez, con el galope afinado al máximo, con buena boca y muy seguro. Los caballos cruzados  son los que más se utilizan para saludar al toro en la plaza.



    El caballo de banderillas
    Una vez que el toro está ahormado con los rejones de castigo, se cambia de caballo. El tercio de banderillas es el más artístico y el más vistoso, en el que se basa el éxito de la faena. Se trata de mostrar la doma y la aptitud de la cabalgadura. Por ello, se requiere un caballo más artista a la hora de ejecutar las suertes; que tenga armonía, expresión y que se sienta torero. Un animal menos veloz, pero ágil, con temple y con valor, que les llegue cerca a los toros y no proteste, y que se doble para realizar bien las suertes, tiene que estar  bien domado para poder ligar las suertes con facilidad. El caballo más torero será aquel que vaya con armonía, presumiendo, con tranquilidad, la cara colocada, expresiva; que sienta al toro, que ponga las orejas hacia atrás, que lo mire, que lo engañe, que toree por si mismo, que mida las distancias no dejándose tocar, pero llegue tan cerca que permita al rejoneador clavar al estribo, al mismo tiempo que saca la grupa y rodea el pitón derecho, saliendo por el rabo del toro. En estas características se ajusta un caballo español, lusitano o hispano-árabe, ya que sus aires poseen expresión y belleza a raudales y su nobleza facilitará la doma.



    El caballo del último tercio
    La realización eficaz del tercio de muerte es fundamental a la hora de conseguir trofeos. La principal virtud del caballo de matar es la valentía. El animal debe ir despacio y derecho al toro, debe ser capaz de llegarle muy cerca y hacer una reunión ajustada. Es importante, además, que tenga un galope suave, que permita al jinete no moverse de la montura para clavar con mayor precisión.



    Principales suertes del rejoneo moderno

    -Al estribo, que consiste en clavar el rejón en el momento en que el toro mete la cabeza para derrotar en el estribo de la silla.

    -A silla pasada, cuando se clava el rejón en el momento en que el toro tira la cabezada en la región de la nalga de la cabalgadura.

    -A la grupa, en que se clava el hierro al tirar la cabezada el toro a la grupa del caballo.

    -De cara al rostro, o de frente, cuando el rejoneador cita de frente y parte hacia el toro al mismo tiempo que este se arranca, ladeando el caballo y clavando al estribo.

    -Al sesgo, se usa con los toros quedados y que consiste en ir el rejoneador paralelo a las tablas, encontrándose el toro perpendicular a ellas y mirando hacia el terreno de fuera y, cuando llega a jurisdicción, clavar generalmente a silla pasada.

    -De poder a poder, es igual que la suerte de banderillas de este nombre en el toreo de a pie, clavando al estribo.

    -De cara recibiendo, espera el rejoneador de frente al toro, y cuando llega a jurisdicción, quiebra el caballo el vieja y se clava el rejón a la grupa.

    -A la mediavuelta, lo mismo que en la suerte de banderillas del toreo a pie que lleva este nombre.

    -De tira, es una variante de la suerte de cara al rostro, en que el caballero marcha abriendo el caballo hacia su izquierda, volviéndose hacia su derecha al llegar a jurisdicción, para quedar frente al toro y clavar al estribo.

    -A porta gaiola, que ejecutaba Cañero situándose a la puerta del toril, y cuando salía el toro, lo citaba y lo llevaba hasta el centro del redondel y allí clavaba el rejón en el toro.